Evangelio del Domingo

profeta en su tierra bien mirado



Pocas escenas en los evangelios tienen una carga dramática mayor que el encuentro de Jesús con sus seguidores y adversarios en la sinagoga de Nazaret, el pueblo de su infancia, donde es conocido
—demasiado conocido— como el hijo de José.




 

 

de donde venia el vino

 



Los milagros de Jesús, en su casi totalidad, son respuestas a necesidades humanas más o menos apremiantes. Jesús le devuelve la vista a los ciegos, el habla a los mudos, el caminar a cojos y lisiados. En su manifestación más extrema, le devuelve la vida a los muertos.




 

 

hablaen parabola2

 




Ordinariamente este espacio  de  la mesa del director comenta la lectura del evangelio del domingo. Sin embargo, es difícil no hacer una excepción. El viernes pasado celebró la Iglesia la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y el sábado la del Inmaculado Corazón de María.