Evangelio del Domingo

familia
Lucas 2,22-40

La Navidad es privilegiadamente una fiesta de familia. En este tiempo del año se multiplican los encuentros y re-encuentros de miembros de la familia que estaban lejos.

A veces las lejanías más dolorosas, las que no son geográficas, se acortan. Es difícil mantener rencores y distancias cuando a todos nos alcanza de alguna manera la suavidad del pesebre y el encanto del Niño Dios recién nacido.





la palabra se hizo vida


Juan 1,1-18

No sólo de pan vive la persona humana, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Este recordatorio del libro del Deuteronomio, que se nos había hecho en la escena de las tentaciones (Mateo 4, 4), es particularmente necesario para acercarnos con respeto reverente al prólogo del evangelio de San Juan.

El misterio que celebramos en esta Navidad es un misterio de sandalias quitadas y de escucha profunda. En la carne del recién nacido se nos entrega una Palabra que existía ya desde el principio, que estaba junto a Dios y que era Dios...

 
 

Maria y su si


Juan 1,26- 38

Hacer cosas buenas que se nos ocurren tiene mérito. Más mérito todavía si son cosas que nos resultan difíciles o desagradables, cosas que no haríamos de manera ordinaria

Subiendo en la escala de los méritos, es de mucha más calidad cuando hacemos cosas que nos piden porque entendemos lo que está en juego, valoramos el bien que se sigue de nuestra acción bondadosa, comprendemos el riesgo que está envuelto, etc...