Iglesia Inmaculada

Mis queridos hermanos: Quisiera en nombre de mi congregación agradecer todos los gestos de cariño, cercanía, oración y tantas muestras de gratitud y solidaridad en este momento que vivimos.

 Pero hay algo que queremos dejar claro en todas las redes, bajo ningún concepto hemos autorizado a NADIE para que use nuestra situación como comparación de supuestas prebendas a otras congregaciones o denominaciones, nuestra manera como Hijas de la Iglesia y como Hijas de la caridad es la de colaborar juntos, arrimar hombros, y hacer que entre todos este mundo sea mejor con el esfuerzo de todos.

Cuando nos pronunciamos lo hacemos con conciencia recta, pedimos apoyo desde lo más importante para todo creyente, pedimos el apoyo y la fuerza que brota de la ORACIÓN, sabemos que hay muchos dispuestos a colaborar y lo hacen como debe ser: SIN RUIDO Y SIN BRILLO...Pido respeto al dolor que nos acompaña, pido respeto hacia mi IGLESIA y hacia toda la Vida Consagrada que vivimos y nos entregamos en Cuba, con nuestras luces y sombras, pero convencidas de nuestra opción: Cuba y su gente.

Pido perdón si puedo herir con mis palabras, lo hago de frente al crucificado, que hoy me ha regalado la certeza de que El PERMANECE para siempre.

Sor Nadeslida AlmeidaMiguel.H.C,Consejera y Asistenta Provincial.

Presidente de la Conferencia de Religiosos de Cuba.