comedor cocina Sta Lucia

En medio de la crisis sanitaria generada en Cuba por la Covid 19, y del creciente desabastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad que sufre particularmente el país, un comedor para personas mayores en La Habana se empeña por llegar a más personas cada día.

El servicio, que funciona en la Capilla de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Jesús, de la Parroquia Sta. Lucía, atendía antes de marzo a unas 40 personas de la comunidad, pero a raíz de las afectaciones del nuevo coronavirus incrementó su cifra de beneficiarios a unos 66.

Hnas Sagrado Corazón de Jesús
El padre Francis (Paco) Ylagan, sacerdote católico Siervo del Verbo Divino que colabora en esta misión, explicó que “durante los últimos meses, cerca de ocho voluntarios participan en la elaboración de comida y su distribución. Hemos podido ampliarnos gracias a ellos y a las gestiones que realiza Cáritas para proporcionarnos los recursos. También nos asisten, guiados por la Divina Providencia, algunos miembros de la comunidad y los vecinos. Vivimos una intensa labor en medio de la escasez”.

Él mismo es quien cocina la mayoría de las veces. Son en gran parte sacerdotes y religiosas quienes mantienen vivo, con su vocación de entrega, este servicio que se ha negado a ser derrotado por las circunstancias.

Según el P. Francis, la clave es “despertar conciencia en la comunidad para trabajar como iglesia. Creo que es tiempo de grandes dificultades, pero hay que buscar maneras para ayudar y tener disposición”.

Los beneficiarios de este comedor, personas mayores muy vulnerables o personas con alguna discapacidad, reciben los alimentos en la puerta de su casa (salvo aquellos que se sienten en disposición de irlos a buscar por sus propios medios o enviar a alguien). De igual manera, una vez al mes les es entregado un módulo de aseo y ropa.

 

comedor Sta Luisa

Tomado de: http://caritascuba.org

Por: Leana Lobaina Legrá
Fotos: Cáritas Habana