P.Frank Jose Dumois

El Señor lo llamó a su eterno descanso el día 3 de diciembre a la 12.05am.

Murió en el hospital La Benéfica por complicaciones del corazón y una infección en los pulmones.

P. Dumois tenía 92 años (27/09/1928), 66 años de profesión religiosa (10/09/1954) y 60 años de sacerdocio (02/04/1960).

Fue un pastor incansable desde que regresó al país en 1960, después de haber cumplido sus estudios en Arántzazu, en el país vasco y en la Gregoriana en Roma.

Se entregó a la gente en todos los lugares del país donde fue misionado: Manzanillo, Ciego de Ávila, Guanabacoa Lawton, Luyano, Casa Blanca, Placetas, Santa Cruz de Jerusalén y San Antonio de Padua (Playa). Fue profesor por 22 años en el Seminario de San Carlos ensenando la historia de la iglesia, introducción a la biblia y la teología espiritual. Ocho de los actuales obispos del país fueron sus alumnos.

Su metodología pastoral fue la visita a las familias, con una entrega especial a los enfermos. Diariamente visitaba por los menos a cuatro familias durante la mayor parte de su vida sacerdotal. Fue exigente y estricto, pero cariñoso con el pueblo de dios ganando su cariño.

Muchos lo consideran como un pariente amado. Nunca se olvidaba a los aniversarios de los frailes y de la gente a quienes le había servido, mandándoles tarjetas y haciendo llamadas telefónicas.

Siguió sirviendo de lleno el pueblo de dios hasta 2014 cuando se le detectó una perforación en la vertebra de la columna después de una caída. Este accidente le impidió realizar visitas a los enfermos, pero nunca dejo de interesarse por ellos y celebraba las misas en la parroquia de Santa Cruz hasta 2017.

Fue un hombre humilde con un corazón puro; un hombre de oración constante con un intelecto agudo y una memoria envidiable. Pasaba sus días leyendo, estudiando, orando y gozándose de los pequeños placeres de la vida, incluyendo sus meriendas.

Su muerte deja un vacío para nuestra fraternidad franciscana en Cuba.

Que el Señor tenga misericordia de su alma y que goce de la vida eterna junto con la Santísima Trinidad y todos los santos y santas de la Orden Franciscana.