logo concur cuba
    

Un saludo fraterno en nombre de la Directiva de la CONCUR a todos los consagrados y consagradas al acercarse nuestra fiesta. El próximo 2 de febrero, festividad de la Presentación del Señor, se celebra la XXV Jornada Mundial de la Vida Consagrada con el lema "La Vida Consagrada, parábola de fraternidad en un mundo herido". Cada año nos hemos encontrado para celebrarlo juntos y renovar nuestro compromiso. En esta ocasión tendremos que hacerlo de modo no presencial para unirnos al llamado de cuidar la vida de todos en medio de la pandemia.

Estamos en un momento de inmensos desafíos que ponen a prueba nuestra manera de vivir la vocación, nuestros proyectos apostólicos, nuestro caminar con los más pobres, nuestra creatividad. El aumento progresivo de los contagios en todo el país nos ha llevado, en comunión con toda la Iglesia cubana, a detener las actividades presenciales. El brusco reordenamiento económico del 1 de enero ha sacudido nuestras obras y comunidades exigiéndonos mucha reflexión y jornadas intensas de trabajo para buscar cómo continuar nuestra misión en medio de grandes precariedades y limitaciones.

Este año 2021 ha comenzado en medio de estas tormentas que profundizan la incertidumbre y la inseguridad. Llegamos pues a esta fiesta de la Vida Consagrada conscientes de este momento histórico, de nuestra pequeñez y fragilidad, de los gestos heroicos de muchos, de las crecientes inquietudes de cambio y renovación. En medio de todo esto llegamos a esta fiesta, con el deseo de confirmar nuestra vocación de consagrados con esperanza y con alegría.

Desde Roma se nos invita a celebrar esta fiesta poniendo la Encíclica “Fratelli tutti” en el centro de nuestra vida, formación y misión. Esta Encíclica, escrita en un momento de la historia que el mismo Papa Francisco ha llamado "la hora de la verdad", es un don precioso para toda forma de vida consagrada que, sin esconder las muchas heridas de la fraternidad, puede encontrar en ella las raíces de la profecía. El Papa Francisco, inspirándose en san Francisco, fundador e inspirador de tantos institutos de Vida Consagrada nos invita a ser constructores de fraternidad universal, custodios de la casa común: de la tierra y de toda criatura. Hermanos y hermanas de todos, independientemente de la fe, de las culturas y de las tradiciones de cada uno, porque el futuro no es "monocromático" (n. 100) y el mundo es como un poliedro que deja transparentar su belleza, precisamente a través de sus diversas caras.

La CLAR - Confederación Latinoamericana de Religiosos - nos llama a preparar el Corazón para participar en el Congreso Virtual Continental de Vida Religiosa: Hacia una Vida Religiosa Intercongregacional, Intercultural e Itinerante, que se realizará del 13 al 15 de agosto de 2021.

El CELAM –Conferencia de Obispos Latinoamericanos- nos convoca a caminar, junto con todo el pueblo de Dios que peregrina en América Latina y el Caribe, hacia la celebración de una gran Asamblea Sinodal que se realizará del 21 al 28 de noviembre de este año con el lema “Todos somos discípulos misioneros en salida”. Nos unirá este importante acontecimiento eclesial para agradecer, contemplar, profundizar y reavivar los frutos y retos que nos dejó la V Conferencia de Aparecida en estos últimos 14 años.

La Vida Consagrada en Cuba continúa su peregrinación, no se detiene, no se esconde, no huye, no se acomoda, no renuncia, acepta el desafío de las nuevas llamadas del Señor en este ahora de dolor y esperanza. Siempre confiados en aquel que nos llama y en la compañía cercana de la Virgen María, Nuestra Señora de la Caridad.

Abrazos y bendiciones para todos, “Hagan todo lo que Él les diga ¡ya es la hora!”

 

P. David Pantaleón sj
25 de enero del 2021

 Presidente de la CONCUR