fe testimonio

 

Cierto hombre se interesó por conocer el cristianismo, porque le habían dicho que era una religión que venía de Dios. Pero tenía muchas dudas.

Fue a una iglesia y le dieron el Evangelio para que lo leyera. lo leyó y se impresionó, pero luego observó que cristianos que él conocía lo cumplían mal, y se quedó con sus dudas.

Volvió a la iglesia y fue invitado a participar en una liturgia muy hermosa. Participó y quedó impresionado, pero hubo muchas cosas que no entendía, y se quedó con sus dudas.

Volvió nuevamente y le dieron los documentos del último Concilio. Los leyó y se impresionó; pero como había leído también los fallos de la Iglesia o través de la historia, tampoco se convenció.

Desconcertado, no regresó a la Iglesia por mucho tiempo. Y un buen dio conoció a un santo y se familiarizó con él. Y quedó impresionado, y de golpe entendió el Evangelio, y la liturgia, y la Iglesia. Y se convirtió.

EL TESTIMONIO DE CADA UNO DE NOSOTROS ES DE VITAL IMPORTANCIA.

REVISEMOS NUESTRO ACTUAR DE CADA DÍA.