sacerdote heroe

La prensa romana dio a conocer lo sucedido en Bojano, pueblecito italiano: El miércoles 30 de julio, hicieron un paseo por el Mar Adriático un grupo de jóvenes, entre los 12 y los 16 años. Iban felices, cuando una fuerte sacudida producida por la corriente del mar, hizo que cayeran varios de los niños que gozaban de ese magnífico día marino.

El Padre Stefano Gorzegno se dio cuenta del grupo que cayó al oleaje y, sin importar para nada el peligro de lanzarse al agua con el peso de su sotana, no lo dudó, sino que, fiel al principio de que el pastor da la vida por sus ovejas, se fue en su ayuda, siendo consciente de ser un buen nadador y gran buceador.

Gracias a eso, logró salvar a 7 niños, pero, a pesar de sus esfuerzos, no pudo más; sus fuerzas lo dejaron y... pereció ahogado. La localidad de Bojano ofreció durante su funeral, todos los honores correspondientes a un héroe...

Jn 3,14-21 Dios no envió a su Hijo para que condenara al mundo, sino para salvarlo.

(Cf. Noticia aparecida en www.aciprensa, 1º de agosto de 2003)