Evangelio del Domingo

Si no veo no creo


El pobre Tomás: tuvo que aguantar como un héroe todos los ataques de los discípulos que ya se habían encontrado con Jesús mientras él seguía en su testarudez no creyente. Encima de eso, se ha convertido en símbolo de fe pobre y deficiente para todas las generaciones de cristianos que han venido detrás de él.


 

 

vive resucito



El título de esta sección está tomado de la secuencia del Domingo de Pascua. La secuencia es un himno que la Iglesia usa en ocasiones muy especiales. Se reza o se canta en la misa entre la segunda lectura y el evangelio.

Los relatos de las apariciones de Jesús resucitado a sus discípulas y discípulos hacen mucho énfasis en lo que las personas ven. Los especialistas en el lenguaje de la Biblia nos recuerdan que la mejor traducción para el verbo “ver” cuando lo aplicamos al resucitado es que “se dejó ver”.


 

 

ultima cena



La Última Cena de Jesús con sus discípulos no es solamente el portal de entrada a la Pasión. Es una importante clave de lectura que ofrecen los evangelistas para ayudarnos a vivir mejor —más que comprender— el misterio de la cruz de Jesús.

Inminente ya el desenlace del drama que la oposición religiosa ha tejido a su alrededor y en su contra, Jesús nos entrega el gesto, profundamente simbólico y real, de la Eucaristía. La lectura de la Pasión del Señor en este Domingo de Ramos comienza con el relato de Lucas de la cena pascual de Jesús.