Evangelio del Domingo

el que este libre de pecado



El episodio de la mujer adúltera en el evangelio de San Juan probablemente tenga poca competencia en términos de dramatismo combinado con profundidades enormes de ternura. Igual que en el evangelio del pasado domingo, la historia del Padre misericordioso y sus dos hijos, el enfrentamiento de los fariseos con Jesús nos abre ventanas privilegiadas de
acceso al corazón del Maestro.


 

 

el hijo prodigo



Muchos comentarios de esta parábola —la reina de las parábolas de Jesús, en mi no cualificado criterio— presentan al hijo menor como ejemplo de conversión y arrepentimiento. Hay canciones, muy bonitas por cierto, que nos invitan a imitar su ejemplo: “Sí, me levantaré, volveré donde mi Padre”.



 

 

la higuera estéril



La parábola de la higuera estéril nos sale al encuentro en este tercer domingo de Cuaresma. Entendemos la Cuaresma no solamente como un tiempo de penitencia y conversión sino, sobre todo, como un "manual" para peregrinos, un curso de entrenamiento espiritual para el seguimiento de Jesús.