Evangelio del Domingo

de donde venia el vino

 



Los milagros de Jesús, en su casi totalidad, son respuestas a necesidades humanas más o menos apremiantes. Jesús le devuelve la vista a los ciegos, el habla a los mudos, el caminar a cojos y lisiados. En su manifestación más extrema, le devuelve la vida a los muertos.




 

 

hablaen parabola2

 




Ordinariamente este espacio  de  la mesa del director comenta la lectura del evangelio del domingo. Sin embargo, es difícil no hacer una excepción. El viernes pasado celebró la Iglesia la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y el sábado la del Inmaculado Corazón de María.




 

 

cuerpo y sangre

Aunque la Iglesia celebra diariamente la Eucaristía, donde hace memoria viva del sacrificio de Jesús y de su última Cena, dedica este domingo a honrar de modo especial el misterio del Cuerpo y de la Sangre de Jesús.

El derramamiento de sangre nunca ha sido una visión a la que podamos exponernos sin profunda afectación. Muchas personas se desmayan ante la vista de la sangre. ¿Qué sentido tiene detenerse en este detalle tan fuerte y chocante?