Evangelio del Domingo

sagradafamilia
La Navidad es privilegiadamente una fiesta de familia. En este tiempo del año se multiplican los encuentros y re-encuentros de miembros de la familia que estaban lejos.

A veces las lejanías más dolorosas, las que no son geográficas, se acortan. Es difícil mantener rencores y distancias cuando a todos nos alcanza de alguna manera la suavidad del pesebre y el encanto del Niño Dios recién nacido.





navidad

La liturgia nos ha acostumbrado a asociar algunas palabras de manera especial con
otras. Por ejemplo: Dios y Palabra. Al final de la proclamación de las lecturas en la misa, el lector nos dice: “Palabra de Dios” o “Palabra del Señor” al final del Evangelio.

No se nos hace extraño juntar “palabra” con “vida”. Pedro reconocerá a Jesús como el que tiene palabras de vida. En la Creación, la Palabra de Dios llama los seres a lavida.

 

 

laanunciación
La bellísima escena de la Anunciación constituye la antesala del gran misterio de la Navidad en la liturgia de la Iglesia. Este texto de San Lucas es, junto con el texto de San Mateo de la oración del Padre Nuestro, uno de los textos más repetidos por los cristianos aun sin darnos cuenta de su procedencia.Cada vez que rezamos el Ave María,repetimos las palabras que el ángel Gabriel dirige a María como saludo.