PUERTA LUMINOSA

Cuenta una historia que un sujeto muy religioso salió con tres amigos para encontrar la puerta luminosa del cielo.
De repente, en una floresta, vieron un cono de luz que bajaba a la Tierra. Si, era la puerta del Cielo.

Los tres amigos se levantaron para que él alcanzara la entrada. Encantado con lo que vio, se olvidó de los amigos y entró para el Cielo por el cono de la Luz Eterna.

Desde lejos, ya veía el Trono de Dios y corría en su dirección cuando tropezó y cayó en un orificio negro que lo trajo de vuelta a la Tierra.

Una voz le dijo entonces:

- "Tu quisiste entrar en el Cielo solito y te olvidaste de tus amigos. Por eso estás volviendo para aprender a pensar en los otros cada vez que pienses en el Cielo”

Pasaron 60 años hasta que él consiguió entrar en el Cielo de nuevo.

Esta vez fue bien recibido porque tenía mostrado el camino para millares de amigos."

Padre Zezinho