recetacocinaTome doce meses que estén bien maduros.
Vea que estén limpios de amargos recuerdos, de odio y rencores.
Límpielos cuidadosamente de pegajosa malevolencia y quíteles cualquier mancha de mezquindad y pequeñez.
Vea que en estos meses no quede nada del pasado y téngalos tan frescos y limpios como cuando salieron del GRAN ALMACEN DEL TIEMPO.
Corte esos meses en treinta partes iguales. Esa cantidad rinde trescientas sesenta y cinco porciones.

No trate de cocinarlo todo a la vez, preparándolo día a día de la siguiente manera:

Ponga en cada uno de ellos:

12 partes de Fe
11 partes de Paciencia
10 partes de Entusiasmo
9 partes de Trabajo (no omita este ingrediente o
                                                                          echará a Perder el gusto de su receta)
                                                                        8 partes de Esperanza
                                                                     7 partes de Fidelidad
                                                                   6 partes de Libertad
                                                                       5 partes de Amabilidad
                                                                     4 partes de Descanso
                                                                  3 partes de Oración
                                                                       2 partes de Meditación
                                                                                         1 parte de Resolución Bien Seleccionada

Agregue una cucharada de Espiritualidad, una onza de Esparcimiento, un poquito de Simpleza y una taza bien limpia de Buen Humor.
Añada a todo esto Amor al gusto, mezcle con una buena dosis de energía.
Aderécelo con Sonrisas y un poquito de júbilo....
Después sírvalo con una salsa de Serenidad, Altruismo y Alegría.

¡ Abrazos y felicidades !

PD: esta receta es de excelentes resultados